PiensaBlogs, la prensa del futuro se lee en internet    

Modelos de cocina.



 

Ayer hablamos sobre los aspectos que hay que tener en cuenta, cuando vamos a encarar una reforma en la cocina. Tratamos sobre estas tres zonas indispensables, que hay que distribuir de manera eficiente para facilitar el trabajo diario. Hoy veremos los ejemplos más comunes, para que puedas valerte de algunas ideas para tu cocina.

Las formas más comunes para distribuir estas áreas mencionadas son: de forma paralela, donde se alinearan dos de estas zonas y una quedara en frente. Este tipo de modelos es recomendable para cocinas amplias, ya que es aconsejable una cierta distancia entre las filas de muebles.

Otra opción en ubicar las zonas en línea, donde se colocan la zona de lavado, la de cocción y la de almacenamiento, una seguida de la otra. Este modelo es ideal para aquellas cocinas que son estrechas y alargadas. En ocasiones, esta distribución incluye la zona del lavadero. Cuando la cocina es demasiado larga, estas medidas pueden adaptarse para generar un pequeño cuarto, que puede estar dividido con una cortina o puerta plegable, por ejemplo, e incluir un espacio para lavar la ropa.

Para las cocinas grandes o de tamaño mediano, puede emplearse una distribución en L. Esta opción permite colocar muebles que estén sobre y bajo la mesada, además de las vitrinas. Al disponer de más espacio, podremos colocar alguna mesita que funcione como desayunador.

Una vez que te hayas decidido por un modelo de cocina, lo que resta es  la ubicación de los muebles. Recuerda que el espacio destinado a lavar, es recomendable que este bajo una ventana, y alejado unos 60cm de la zona de cocción. Independientemente de las aberturas, deberás respetar la distancia entre una zona y otra. 

 



Imagenes:

cocina en paralelo
cocina lineal
cocinas en linea
cocina en L
cocina con lavadero
cocina con lavadero
Related Posts with Thumbnails